lunes, 24 de septiembre de 2012

Due Diligence / Debida Diligencia



El Due Diligence es un proceso de recolección o levantamiento de información, que se realiza en la etapa precontractual de un negocio o empresa, para evaluar las continencias que desencadenaría la realización del mismo. Se realiza antes de que se firmen los documentos que legalizan la compra de la empresa.

El término " Due Diligence " se utiliza generalmente para diversos conceptos relacionados con la investigación de una persona o empresa antes de firmar un contrato o un acto que implica ciertos estándares de atención. Uno de los ejemplos más comunes de debida diligencia en los distintos sectores es el proceso por el cual un posible adquirente estima la empresa en cuestión o sus activos para la adquisición.


La " Due Diligence " se basa en la presunción de que la empresa se encuentra en un proceso de cierre y liquidación y, por consiguiente, mediante el procedimiento de "due diligence" se valúan los activos y pasivos a sus valores razonables con el objeto de establecer un valor de referencia, a una fecha dada, que sirva de base para una negociación.

Un trabajo de " Due Diligence " es un análisis de investigación de las actividades financieras y operativas de una entidad o compañía objetivo, con el  objetivo de realizar una posible transacción que resultaría en un cambio significativo en la propiedad o la composición del capital social de la empresa objetivo. Los análisis de investigación pueden cubrir aspectos financieros, legales y operacionales actuales de la empresa, como también información financiera prospectiva a corto y mediano plazo.

El principal objetivo de la investigación y análisis de las actividades financieras y operativas de la empresa en cuestión, es asistir a la empresa compradora en la evaluación de los riesgos y debilidades que presenta la empresa objetivo, es decir, su esencia o fin principal es proporcionar información veraz, clara y detallada, que sirva de soporte o base confiable para tomar decisiones (Compra).

La " Due Diligence " es conocida en español como debida diligencia, pero también es llamada auditoría de compra, auditoria legal, diligencia confirmatoria y revisión comercial, entre otras.

La debida diligencia, en las operaciones de negocios y finanzas corporativas, puede definirse de diferentes maneras,  como sigue:

1.      La evaluación de un objetivo potencial para la fusión, la privatización, la adquisición, o relacionados con las transacciones financieras corporativas por un comprador.

2.      La debida diligencia también se define como una investigación razonable, que se centra en asuntos de futuros materiales.

3.      La diligencia debida administra en forma de evaluación, las interrogantes principales  de los futuros compradores, con preguntas, tales como ¿qué es lo que compramos?, ¿cuánto tenemos que pagar?, y cómo estructurada  la futura adquisición.

4.      La debida diligencia también se define como una evaluación con el fin de tomar una decisión para la adquisición a través de los principios de valoración y análisis de valor para los accionistas.

El marco de la debida diligencia varía de acuerdo con los diferentes tipos de empresas. El proceso de debida diligencia puede cubrir las siguientes fases o etapas:

1-     Análisis de la Información Contable
2-     Evaluación económico-financiera
3-     Identificación  de riesgos significativos y medidas adoptadas para mitigarlos
4-     Análisis jurídico
5-     Análisis de la situación impositiva  
6-     Auditoría de sistemas de información
7-     Auditoría administrativa
8-     Auditoría de Producción
9-     Auditoría de Marketing
10-Auditoría ambiental
11-Auditoría financiera


Las razones para llevar a cabo la debida diligencia

Las principales razones que llevan a realizar la debida diligencia son:

Confirmar  que el negocio es realmente lo que parece ser

Reconocer los probables "compromisos o deudas" repartir-defectos en el objetivo para evitar una mala transacción comercial

Obtener información que sea útil en la evaluación de los activos, la definición de las declaraciones y garantías, así como la negociación de concesiones de precios.

Verificación de la conformidad de la operación con la adquisición o criterios de inversión.

¿Quién lleva a cabo la diligencia debida?

El proceso de debida diligencia se lleva a cabo por inversionistas, abogados, contadores, , personal de desarrollo corporativo, banqueros de inversión, agentes de préstamos, y profesionales afines que intervienen en la transacción.

¿Cuando se lleva a cabo la diligencia debida?

La colección inicial y la evaluación de los datos comienzan  cuando surge una oportunidad de negocio y persiste a lo largo de las conversaciones. Una diligencia debida detallada se lleva a cabo una vez que las partes han convenido en los principios de un acuerdo.



Algunas fuentes de referencias:

Due diligence: la guía perfecta para fusiones y adquisiciones, Autor, Arthur H. Rosenbloom
Due Diligence: Una investigación impertinente en las microfinanzas, Autor, David Roodman


2 comentarios:

Anónimo dijo...

..Como contabilizo el gasto por Due Diligence?...es operacional?..no operacional?... depende del giro u objeto social del negocio?..

Emilio Morales dijo...

La examinación de un posible objetivo de fusión, adquisición, privatización o transacción similar de financiación empresarial exige mantener altos niveles de seguridad para proteger documentación confidencial y evitar posibles actos de fraude. Con fin de llevar a cabo dichas transacciones en condiciones seguras la mejor solución será usar salas de datos virtuales

Publicar un comentario en la entrada