domingo, 15 de julio de 2012

¿Cual Método es preferible para realizar el Estado de Flujos de Efectivo?


En la contabilidad el estado de flujos de efectivo es un estado contable básico que informa sobre los movimientos de efectivo y sus equivalentes, distribuidas en tres categorías: actividades operativas, de inversión y de financiamiento.

El estado flujos de efectivo es uno de los estados financieros más complejos de realizar y que exigen un conocimiento profundo de la contabilidad de la empresa para poderlo desarrollar, existe dos métodos para realizar el estado de flujo de efectivo los cuales son: el Método Directo y el Método Indirecto.

La diferencia entre los dos métodos se encuentra solamente en el Formato. Sin embargo, ambos proporcionan diferentes tipos de información, el método directo informa sobre la naturaleza y valores en moneda corriente de las entradas y salidas específicas de efectivo que conforman las actividades de operación de la empresa.

El método indirecto, en contraste, explica por qué el flujo de efectivo neto de las actividades de operación difiere de otra medida de desempeño de la utilidad neta.  

A continuación opinión de la NIC y La FASB sobre el uso de los métodos Directo e Indirecto

Según la NIC 7

La entidad debe informar acerca de los flujos de efectivo de las actividades de operación, Inversión y financiamiento, utilizando uno de los dos métodos siguientes:

Método directo, según el cual se presentan por separado las principales categorías de cobros y pagos en términos brutos; o Método indirecto, según el cual se comienza presentando la pérdida o ganancia, cifra que se corrige luego por los efectos de las transacciones no monetarias, por todo tipo de partidas de pago diferido y devengos que son la causa de cobros y pagos en el pasado o en el futuro, así como de las partidas de pérdidas o ganancias asociadas con flujos de efectivo de actividades clasificadas como de inversión o financiación.

Se aconseja a las entidades que presenten los flujos de efectivo utilizando el método directo. Este método suministra información que puede ser útil en la estimación de los flujos de efectivo futuros, la cual no está disponible utilizando el método indirecto.

En este método directo, la información acerca de las principales categorías de cobros o pagos en términos brutos puede obtenerse mediante uno de los siguientes procedimientos:

(a) utilizando los registros contables de la entidad, o

(b) ajustando las ventas y el coste de las ventas (para el caso de las entidades financieras, los intereses recibidos e ingresos asimilables y los intereses pagados y otros gastos asimilables), así como otras partidas en la cuenta de resultados por:

(i) los cambios habidos durante el ejercicio en las existencias y en las cuentas a cobrar y a pagar derivadas de las actividades de explotación;

(ii) otras partidas sin reflejo en el efectivo; y

(iii) otras partidas cuyos efectos monetarios se consideran flujos de efectivo de inversión o financiación.

En el método indirecto, el flujo neto por actividades de explotación se determina corrigiendo la pérdida o ganancia, por los efectos de:

(a) Los cambios habidos durante el ejercicio en las existencias y en las cuentas a cobrar y a pagar derivadas de las actividades de explotación;

(b) Las partidas sin reflejo en el efectivo, tales como depreciación, provisiones, impuestos diferidos, pérdidas y ganancias de cambio no realizadas, participación en ganancias no distribuidas de asociadas e intereses minoritarios; y

(c) todas las demás partidas cuyos efectos monetarios se consideran flujos de efectivo de inversión o financiación.

Alternativamente, el flujo de efectivo neto de las actividades de explotación puede presentarse utilizando este mismo método indirecto, mostrando las partidas de ingresos ordinarios y gastos, contenidas en las cuentas de resultados, junto con los cambios habidos durante el ejercicio en las existencias y en las cuentas por cobrar y pagar derivadas de las actividades de operación.

Según la FASB

La FASB recomienda el uso del método directo al presentar el flujo de efectivo neto proveniente de las actividades de operación. La gran mayoría de las empresas, sin embargo, prefieren utilizar el método indirecto. Una razón es que la FASB exige a las empresas que optan por el método directo un requisito adicional de informe.

A las empresas que utilizan el método directo se les exige suministrar una tabla completaría que ilustre el cálculo de flujo de efectivo neto proveniente de las actividades de operación mediante el método indirecto. Sin embargo, a las empresas que presentan los cálculos del método indirectos en sus estados de flujos de efectivos no se les exigen cálculos complementarios. En opinión de muchos autores, este requisito de informe debilita severamente los esfuerzos de las FASB por estimular el uso del método directo.

Algunas fuentes de referencias:
NIC 7 y  Contabilidad ( La base para decisiones gerenciales) autores, Meigs, Williams, Haka y Bettner

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente imformacion , me ayudo bastante para mi carrera

Publicar un comentario en la entrada