jueves, 3 de mayo de 2012

Evidencia Efectiva de Auditoria





Las principales actividades de una auditoria son efectuar procedimientos de auditoria para obtener evidencia efectiva de auditoria con el propósito de formar una opinión sobre los estados financieros. La evidencia efectiva de auditoria:


1. Es suficiente y apropiada para satisfacer uno o más de los objetivos de auditoria. La suficiente se refiere al alcance de los procedimientos de auditoria que efectuemos; lo apropiado se refiere a la naturaleza y oportunidad de los procedimientos de auditoria;

2. Se obtiene la manera que sea de costo beneficio, utilizando nuestros recursos al máximo;

3. Puede proveer información que nos permita proporcionar otros servicios de valor adicional a nuestros clientes.

Suficiencia

La suficiencia de la evidencia de auditoria se refiere al alcance de los procedimientos de auditoria que efectuemos. El alcance denota cosas diferentes con respecto a diferentes procedimientos de auditoria.

Juzgamos el alcance necesario de los procedimientos de auditoria mediante la consideración de:

1. La naturaleza del saldo de cuenta o clase de transacción, incluso la cantidad y tamaño relativo de partidas en la población.

2. El riesgo de que ocurran errores e irregularidades significativos en las aseveraciones de los estados financieros cubiertos por nuestros objetivos de auditoria.

3. La naturaleza y oportunidad de los procedimientos de auditoria planeados;

4. La evidencia de auditoria obtenida de otros procedimientos de auditoria.

Calidad  ‘‘Apropiada’’

La calidad “de apropiada” de la evidencia de auditoria se refiere a la naturaleza y oportunidad de los procedimientos de auditoria.

Naturaleza. Al considerar la naturaleza de los procedimientos de auditoria, las siguientes generalizaciones pueden resultar útiles:

1. La evidencia de auditoria que se obtenga fuera de la entidad es más convincente que la que se obtenga dentro de la entidad.

2. La evidencia de auditoria que se obtenga de terceros no relacionados o creada por ellos es más convincente que la que se obtenga de entes relacionados;

3. La evidencia de auditoria que se obtenga dentro de la entidad es más convincente cuando el control interno correspondiente es efectivo;

4. La evidencia de auditoria que se obtenga directamente mediante el desempeño de una comparación, inspección, observación o examen físico es más convincente que la que se obtenga indirectamente mediante indagaciones con otros;

5. La evidencia de auditoria en forma de documentos y representaciones por escrito es más convincente que las representaciones orales;

6. La evidencia de auditoria que se obtenga de varias fuentes que sugieran la misma conclusión es más convincente que la que se obtenga de una sola fuente.

Oportunidad. Podemos efectuar procedimientos de auditoria para obtener evidencia de auditoria antes del período cubierto por los estados financieros, durante éste o después de él. El hecho de efectuar procedimientos de auditoria antes del final del período nos permite considerar asuntos significativos que puedan afectar los estados los estados financieros de final de año y modificar nuestro plan de auditoria si fuese necesario.

Cuando efectuamos procedimientos de auditoria antes del final del período, reconocemos el riesgo potencialmente más alto de que no detectemos errores e irregularidades significativas que puedan existir al final del período. Reducimos este riesgo de auditoria potencial mediante la selección de procedimientos adicionales de auditoria que cubran el período remanente. Seleccionamos procedimientos de auditoria de manera que provean una base razonable para extender las conclusiones de auditoria hasta el final del período.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada