viernes, 20 de abril de 2012

La actualidad en la Profesión Contable



La contabilidad en una economía globalizada ha generado cambios muy importantes en la profesión contable, Comúnmente la contabilidad podía ser percibida sólo como sinónimo de asientos contables o un campo altamente técnico y, asimismo, observada como una obligación legal frente a distintos organismos.

Sin embrago, el desarrollo constante de nuevas legislaciones, la incidencia de la globalización, nuevas normas y legislaciones impositivas, como también las nuevas herramientas informáticas disponibles para el desarrollo de la profesión, hacen que la contabilidad resulte uno de los elementos más importantes en toda empresa a la hora de tomar decisiones. A través de ella se conoce la situación económica, financiera y patrimonial de una empresa, se analiza su evolución y se realizan evaluaciones comparativas de la misma, en el tiempo y respecto de otras empresas.

La globalización es una realidad en el mundo contemporáneo, cabe destacar que trae consigo importantes ventajas y potencialidades que hay que saber aprovechar. Entre ellas, la más importante radica en el crecimiento exponencial y vertiginoso de los flujos de capital a nivel transnacional. En esta era de economía global el cambio será lo único permanente. La disciplina contable enfrenta el desafío de satisfacer cabalmente la demanda de insumos de información que tienen los responsables de las decisiones de índole económica y financiera.

 En la actualidad, los contadores públicos tienen un rol muy importante en todas las decisiones y operaciones de las empresas, esto ha contribuido a que la profesión contable tenga una cotización cada día mayor en el pago de los servicios presiónales. Los usuarios de la información requieren que los estados financieros de las empresas, coticen o no en bolsa, sean preparados y auditados de acuerdo a determinados estándares globales. 

Se necesita contar con un lenguaje común en el mundo de los negocios, y para brindarle homogeneidad a ese lenguaje, y como parte de este proceso, se genera un marco regulatorio contable único. Dicho marco regulatorio está conformado por las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), las cuales permiten comprender y analizar la situación y realidad de cada empresa, facilitando las decisiones de inversiones de los distintos agentes involucrados.

Los contadores públicos no sólo se encargan de la recopilación y registro de información en forma histórica, exacta y fiel, sino también de su interpretación a través de los estados financieros, balance, estado de resultados, estado de flujo de efectivo, etc. Y es el contador quien posee las herramientas más importantes para manejar los estados financieros. Por eso mismo, los conocimientos contables son importantísimos para puestos gerenciales y administrativo. El dominio de los estados financieros es muy propio de un contador.

Existen tres ramas en la contabilidad en la cual el contador se puede desarrollar. La financiera, la gerencial y la tributaria. La primera generalmente consiste en la emisión de los estados financieros hacia terceros en un lenguaje común. Hoy en día se está tratando que ese lenguaje común sean las NIIF. 

La contabilidad gerencial, en cambio, tiene más que ver con el futuro, con gerencial. La primera es una contabilidad que tiene que ver más con el pasado. Una contabilidad que registra los hechos y trata de exponerlos. La segunda tiene más que ver con el futuro de la compañía a partir del gerenciamiento y la tercera con la preparación de las declaraciones de impuestos, como también con la planificación fiscal, es decir, anticipar los efectos tributarios  de las transacciones de la empresa y estructurar esas transacciones de tal forma que minimicen la carga impositiva.

La contabilidad tributaria hoy en día es una de la rama mejor pagada de la contabilidad, y también le ofrece al contador la posibilidad de ejercer su carrera de manera independiente, siendo consultor y asesor tributario.

La contabilidad gerencial recobra cada día más importancia, y es la que permitirá tomar decisiones estratégicas y operativas. Por ello, será una de las tareas que deberá asumir el contador en las empresas, cada día con mayor intensidad. En el pasado el objetivo de la contabilidad gerencial se circunscribía sólo a presupuestación y control presupuestario. Pero hoy relaciona la estrategia, los procesos y la gerencia. Entonces la dirección de la empresa definirá variables estratégicas a monitorear para el control del negocio.

El contador es el responsable de la integridad de la información, y más aún, su rol debería extenderse a poder evaluar la situación de la empresa y poder analizar las medidas más convenientes para garantizar su bienestar y crecimiento. Así como un médico actúa en pos de la salud física de su paciente, el contador es quien se encuentra más capacitado para velar por la salud patrimonial, económica y financiera de una empresa.

Entonces la foto que toma la contabilidad en un determinado momento, volviendo sobre el plano médico, actúa como un chequeo general que se le efectúa a una empresa para determinar su salud económica-financiera, de la cual puede surgir una determinada sintomatología, permitiendo diagnosticar dolencias o enfermedades que puedan aquejarla, y medicar o corregir, según haga falta. En un mundo cada vez más globalizado, donde proliferan las estructuras financieras y las corporaciones transnacionales, tener contadores bien capacitados, pero fundamentalmente con capacidad de ejercer buen criterio, es clave.

Es muy importante para el contador tomar una decisión a la hora de definir su carrera. Saber si trabajará en relación de dependencia o de manera independiente. Trabajar en relación de dependencia significa hacer carrera en una compañía, ejerciendo un puesto en el departamento de contabilidad ya sea  de staff o gerencial .

De manera independiente el contador tendrá un campo más amplio de trabajo, y a larga puede ser que tenga una mayor estabilidad económica, dependiendo de su desarrollo y capacidad profesional en un mercado que cada día es más competitivo tanto por firmas locales como firmas internacionales.

El futuro de nuestra profesión, nos resulta una necesidad ineludible, ya que se trata de una disciplina dinámica, en constante cambio, siempre presente en la actividad económica de los países y de las empresas. En la rama financiera el rol del contador va a estar muy determinado por los mercados globalizados. En la rama gerencial por el desarrollo de herramientas de gestión que permiten medir la estructura de las compañías y de sus miembros.

Ante esta generación y la futura, se abre un panorama globalizado, una economía abierta y de capital mundial. Todo ello obliga a nuestra profesión a prepararse y actualizarse para poder satisfacer cada día las nuevas necesidades de información. El rápido avance tecnológico en todas las esferas hace indispensable su conocimiento para un mejor manejo de los recursos de las empresas.


La profesión contable tiene en particular una característica diferente a otras profesiones, la cual consiste, en  que se puede ejercer en  diferentes áreas  y departamentos dentro de una empresa,  es decir que tiene más oportunidad en el ámbito laboral,  otra cosa muy  importante, es que no importa la actividad económica, todas las empresas sin importar su actividad necesitan llevar sus registros contables, ya sea de una manera interna o externa.

Por estas y otras ventajas, la contabilidad es una de la carrera que tiene más profesionales con relación a otras, en este sentido, nuestra profesión es muy competitiva en el mercado laboral, ya que la demanda de trabajo supera a las ofertas de vacantes de las empresas.

Es muy importante para los contadores, mantenerse actualizado y constante preparación sobres los cambios que surgen en la contabilidad, como también especializarse en un área de la carrera, ya sea por una maestría o un postgrado.

Para terminar este artículo, es conveniente crear conciencia en nuestros contadores, sobre lo importante que somos para el buen funcionamiento de las empresas, de los estados y de la economía en termino general, y que debemos de  trabajar unidos para que nuestra profesión sea valorada como se merece.


Si consideras este artículo interesante, compartelo con otras personas por medio de los iconos "Compartir" que se encuentran al principio y al final de este articulo, y déjanos tu comentario.

7 comentarios:

TuGuíaContable.com dijo...

Existen tres ramas en la contabilidad en la cual el contador se puede desarrollar. La financiera, la gerencial y la tributaria. La primera generalmente consiste en la emisión de los estados financieros hacia terceros en un lenguaje común. Hoy en día se está tratando que ese lenguaje común sean las NIIF.

Anónimo dijo...

quien fue el autor de este texto???

Anónimo dijo...

muy buen articulo...

Marlady martinez ospina dijo...

excelente articulo :)

Marlady martinez ospina dijo...

Excelente articulo :)

Anónimo dijo...

muy bueno el articulo :)

Anónimo dijo...

¿Quién es el autor del texto? Por favor!

Publicar un comentario en la entrada